La razón de la vida es aprender a amar a Dios y a las personas.

2

Proteger Mi Iglesia

Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu

mediante el vínculo de la paz.

Efesios 4:3 (NVI)

Dios desea que experimentemos la unidad con otros. La unidad es el alma de la comunión.

Tenemos que amar apasionadamente a la iglesia a pesar de sus imperfecciones. Anhelando alcanzar los ideales que se ha propuesto y  avanzando hacia La madurez.

Otros creyentes lo van a desilusionar, pero no es una excusa para dejar de tener comunión con ellos. Ellos son su familia, aun cuando ellos actúen diferente, no puede abandonarlos. Al contrario, Dios nos dice, "Sean pacientes los unos con los otros, tolerantes unos con otros de sus fallas por amor."

Separarse de su iglesia por decepción es una marca de inmadurez. Dios tiene cosas que quiere enseñarle a usted y a otros también. Después de todo, no hay iglesia perfecta. Cada iglesia tiene sus propias debilidades, problemas; y aun encontrando otro lugar,  pronto se sentirá otra vez desilusionado. Pero tenga cuidado ya que siempre es más fácil quedarse sentado y criticar a los que están sirviendo que participar. Dios nos advierte repetidamente que no nos critiquemos, no nos comparemos y que no nos juzguemos ya que al criticar a otro creyente, está interfiriendo en los asuntos de Dios.Rehúse escuchar chismes. Chismosear es comentar información cuando usted no es parte del problema ni parte de la solución. Confrontar en privado con la persona es siempre el primer paso y lo debería de tomar tan pronto como sea posible. Si no es capaz de resolver las cosas comente con su pastor y sus líderes. No hay líderes perfectos, pero Dios les da a los líderes la responsabilidad y la autoridad de mantener la unidad de la iglesia. Protegemos la comunidad cuando honramos a aquellos que nos sirven por medio del liderazgo. Los pastores y los ancianos necesitan nuestras oraciones, nuestro aliento, nuestro aprecio y nuestro amor. Se nos ordena: "Honren a aquellos líderes que trabajan muy duro por ustedes, en obediencia. Cuando estamos en comunidad aprendemos a decir "nosotros" en lugar de "yo", Dios dice, "No piensen sólo en su propio bien. Piensen en otros cristianos y en qué es lo mejor para ellos."

La vida consiste en amar.

En otras palabras la biblia dice: “No importa qué diga, qué crea o qué haga, sin amor estoy en bancarrota”. “Amar significa vivir de la manera que Dios nos ordenó vivir. Como lo han oído desde el principio, su mandamiento es este: vivan una vida de amor”. Porque Dios es amor y la lección más importante en la tierra es aprender cómo amar ya que cuando amamos somos más semejantes a Dios.

Dios quiere que usted esté regularmente en comunión íntima con otros creyentes para que pueda desarrollar su habilidad de amar. El amor no puede ser aprendido en el aislamiento, usted tiene que estar alrededor de personas; aunque sean irritantes, imperfectas y problematicas. Por medio de la comunión aprendemos tres verdades importantes.

1.- El Mejor Uso De La Vida Es Amar

El amor debería de ser su prioridad número uno, su primer objetivo y su mayor ambición.

El amor no es una parte buena de su vida; es la parte más importante. La Biblia dice, "Hagan del amor su mayor objetivo." La vida sin amor es realmente vacía. Jesús resumió lo que más le importa a Dios en dos declaraciones: amar a Dios y amar a las personas. Aprender a amar a otros es el propósito de su vida porque las relaciones son lo que más importa en la vida. Los problemas vienen porque recortamos nuestra contribución de tiempo, energía y atención a nuestras relaciones. La ocupación constante es un gran enemigo de las relaciones. Nos preocupamos por ganarnos la vida, por hacer nuestro trabajo, por pagar nuestras cuentas y por lograr nuestras metas como si estas actividades fuesen la razón de la vida y no lo son. La razón de la vida es aprender a amar a Dios y a las personas. Otra razón por la que Dios nos dice que hagamos del amor nuestra prioridad número uno es porque es eterno: "Estas tres cosas continuarán para siempre: la fe, la esperanza y el amor. Y el mayor de estos es el amor."

Cómo trató a la gente, es el impacto más duradero que puedo dejar en la tierra. Como dijo Madre Teresa, "Lo que importa no es lo que haces si no cuánto amor le pones a lo que haces." El amor es el secreto de una herencia duradera. Estando al lado de muchas personas en sus momentos finales a punto de entrar a la eternidad, nunca oirá decir, "¡Tráiganme mis diplomas! Quiero verlos por última vez. Enséñenme mis trofeos, mis medallas, el reloj de oro que me regalaron." Cuando la vida en la tierra se está acabando, nadie se rodea de objetos. Lo que queremos a nuestro alrededor son las personas que amamos y con las que tenemos una relación. En nuestros momentos finales, todos nos damos cuenta que la vida consiste en las relaciones. En el cielo, Dios no va a decir, "Platícame de tu profesión, de tu cuenta bancaria." El examinará cómo traté a otras personas. Jesús dijo que la manera de amarle A El, es amando su familia y atendiendo sus necesidades “lo que hicieron a uno de los pequeños de mi familia, me lo hicieron a mí."

2.- La Mejor Expresión Del Amor Es El Tiempo

La importancia de las cosas se mide por el tiempo que invertimos en ellas. Cuanto más tiempo le da, más revela la importancia y el valor que tiene para usted. Si quiere conocer las prioridades de una persona, sólo tiene que ver cómo usa su tiempo.

El tiempo es el regalo más valioso porque sólo tiene una cantidad limitada. Puede hacer más dinero, pero no puede hacer más tiempo. Cuando le da a alguien de su tiempo, le está dando una porción de tiempo que nunca podrá recuperar. Su tiempo es su vida, el mayor regalo que le puede dar a alguien es su tiempo. No es suficiente sólo decir que las relaciones son importantes; tenemos que probarlo al invertir nuestro tiempo. La esencia del amor es dar o entregar. Muchos varones especialmente han dicho, "No entiendo a mi esposa ni a mis hijos. Les doy todo lo que necesitan. ¿Qué más pueden querer?" la respuesta es: ¡Lo quieren a usted! Sus ojos, sus oídos, su atención, su presencia, su tiempo El regalo de amor más deseado no son los diamantes o las rosas, es la atención concentrada. El amor se concentra tan intensamente en el otro que se olvida de sí mismo en ese momento. Cuando da de su tiempo, está haciendo un sacrificio y el sacrificio es la esencia del amor. Jesús modeló esto: "Sean llenos de amor los unos por los otros, siguiendo el ejemplo de Cristo, que los amó y se entregó a sí mismo a Dios como un sacrificio para quitar los pecados de ustedes."

 

Es interesante que se pueda dar sin amar, pero no se puede amar sin dar. "Tanto amó Dios al mundo que dio..." Amar significa entregarse, poner a un lado mis preferencias, mi comodidad, mis metas, mi seguridad, mi dinero o mi tiempo; para el beneficio de otra persona.

 

3.- El Mejor Tiempo De Amar Es Ahora

La Biblia enfatiza: "Cuando tengamos la oportunidad, deberíamos de hacer el bien a otros."  "Usen cada oportunidad que tienen para hacer el bien." "Cuando sea posible, haz el bien a aquellos que lo necesitan. Nunca le digas a tu vecino que espere hasta mañana si puedes ayudarle ahora." porque ahora es el mejor momento para expresar su amor, porque las circunstancias cambian, las personas mueren, los hijos crecen y no hay garantía del mañana. Si usted quiere expresar su amor, tiene que hacerlo hoy.

 

Versículo Para Memorizar: En efecto, toda la ley se resume en un solo mandamiento: «Ama a tu prójimo como a ti mismo Gálatas 5:14 (NVI)

Qué vamos a hacer: (Nuestra Meta)

1.      En su calendario Planifique el tiempo que va a dar a su familia, iglesia y amigos. Escribiendo: ¿Qué va a hacer, Cuándo y Con Quién lo va a hacer

2.      Al despertar por las mañanas ore esto:

"Dios, ya sea que logre o no mis objetivos de este día, quiero asegurarme que pasaré tiempo amándote y amando a otros, porque de eso se trata mi la vida y no quiero desperdiciar otro día."